Próximamente

Más features

PRÓXIMA REUNIÓN:

Nos vemos en la 10 Marcha de la Diversidad Monterry 2010
Sábado 12 de junio, Estación del Metro General Anaya, 6 de tarde.

Les esperamos regularmente en Cresex en nuestras reuniones dominicales.
Dirección: Tuxtla 509 entre Tamuín y Cd. del Maíz en Col. Mitras centro a dos cuadras del Sam's de Gonzalitos.
No olvides, si te pierdes llámale a Ana al 044 81 11 26 67 87
BÚSCANOS EN FACEBOOK:
http://www.new.facebook.com/profile.php?id=1486941559

Próximos eventos

Counter

avisos clasificados autosavisos clasificados contactosavisos clasificados inmobiliarios
clasificados clasificados clasificados

eXTReMe Tracker

martes, 18 de diciembre de 2007

La Historia de Karla

Karla estuvo con nostras el domingo de la primer reunión de COMALES, pero como estuvo cuidando a los hijos de todas no tuvo oportunidad de compartir su historia con nosotras. Sin embargo ella nos escribió la historia para que todas podamos conocerla mejor.

Desde que tengo uso de razón, mi ilusión era formar una familia. Tener a mi lado alguien que me amara mucho, que quisiera compartir sueños y metas conmigo. Durante cinco años tuve una relación de pareja con un hombre del cual estaba muy enamorada, nunca había presentado interés o atracción hacia las mujeres a pesar de que mi vida estaba rodeada de personas gays, lesbianas, bisexuales, transgéneros y travesti. Debido a mis ilusiones de formar una familia, planeé casarme para el 2006 y tener un bebé. Acudí con mi ginecóloga porque había intentado embarazarme y nada pasaba. Entonces descubrimos que tenía un problema: no se presentaba la ovulación. Empezó todo un proceso de hormonas en mi cuerpo, inyecciones dolorosas, riesgo de tener un embarazo múltiple, pruebas de embarazo, visitas a doctoras, estudios, pero todo valía la pena estaba muy decidida a ser mamá. A la par de ese proceso, planeaba mi boda, pero era un proceso en el que estaba yo sola, ya que mi pareja decidió salir con otra chava y ponerme los cuernos. Fue bastante doloroso percatarme del engaño, del riesgo ante una infección de transmisión sexual (its) o vih. Además, agréguenle que traía una dosis excesiva de hormonas en mi cuerpo. Decidí terminar mi relación. Mi ilusión no era casarme, sino formar una familia. Así que hablé con mi doctora sobre la posibilidad de una inseminación. Pregunté costos, me hice estudios y un largo etcétera. Tenía muchos deseos e ilusión. Para mí el 2007 empezó muy triste. Recuerdo que al comer las 12 uvas de fin de año, yo solo dije "¡¡¡quiero ser feliz y quiero ser mama!!!" Pero decía estoy loca, seguro es porque estoy depre y sola. Pasaron los meses y decidí seguir mi vida. Mi deseo ahí estaba, pero por el momento no podría ejercerlo ($). Empecé a salir, era necesario divertirme y seguir mi vida. Hace 5 años, una chica les muy linda mostraba interés en mi, pero aquel era un momento de mi vida en donde yo me encontraba enamorada… No tenía ojos para nadie mas. Ella y yo nos reencontramos. Empezamos a salir. Ella respetaba lo que hace años yo le había dicho: solo seríamos amigas... Pero, ¡oh sorpresa!… Yo era la que coqueteaba con ella; la que planteaba salidas; pretextos para hablarnos. He tratado de trabajar mucho en mi congruencia. Entre lo que siento, hago y pienso… Así que decidí plantearle lo que me estaba pasando, no me podía hacer tonta… ¡Yo estaba sintiendo algo por ella! Así, empezamos una relación linda basada en atracción, afecto y sinceridad. Después de casi dos meses de relación, ella me compartió que estaba embarazada y asustada de que yo no quisiera compartir el proceso con ella. Ese día mi cabeza pensó muchas cosas y mi corazón sintió otras. Les contaba, siempre trato de hacer lo que me parezca mas congruente para mí. Pensé en mi horrible 2006, en mis ilusiones de formar una familia con una persona que me amara y respetara, en verdaderamente ser madre por convicción no por imposición. Así que mi cabeza y corazón se pusieron de acuerdo… Elegí acompañarla en este proceso, que implica asumir mi orientación y asumir la responsabilidad de que vamos a ser mamás. Así que fue un proceso doble salir del clóset y asumir mi maternidad lésbica… ¿Les digo algo? ¡Ha sido maravilloso! No hay día que amanezca sin ver a mi lado a una mujer que me ama y a la que amo… No pasa día sin que vea a la beba (será niña) crecer en su vientre. Estamos muy ilusionadas de lo que viene, empieza la cuenta regresiva (8 semanas) para que ella este aquí con nosotras. Vienen retos importantes para mí. Aún no lo he hablado con mi familia, pero me ven feliz. Saben que mi vida ha dado un giro de 180 grados. He decidido esperarme a que la beba nazca para que las presiones se den una a la vez… Aún así, se que mi familia siempre me respetará. Vengo de una familia muy diversa y empática a las diferencias. Los otros retos tienen que ver con la educación de la bebé; que tenga un espacio donde no sea agredida; lo económico y que sea feliz. Mi ilusión en la vida se está cumpliendo, ¡tengo una familia! Tengo retos y eso me gusta. Por eso, aunque suelo ser reservada de mi vida privada (desde siempre) hoy les cuento mi historia esperando que la lean. Espero que alguien se sienta identificada conmigo como mamá lesbiana por opción, proveedora y con muchos retos, miedos y sueños por que este Nuevo León sea un mundo mejor para nuestros hij@s. Mi convicción es que entendamos que para crear un mundo mejor necesitamos involucrarnos y hacernos visibles…. Gracias por el espacio. Karla

2 comentarios:

Ana de Alejandro dijo...

Gracias a tí Karla por compartir con todas nosotras esta historia que es bellísima y muy prometedora!

Lauris dijo...

Hola Karla, felicidades por luchar por tu sueño y hacerlo realidad, gracias por compartirlo, la verdad me sensibilice mucho.
Que Dios te bendiga a ti y tu Familia.

 

Blogger Templates | Blogger Clicks Design